Youtube Linkedin
PROYECTO SELECCIONADO POR FONDO
CONCURSABLE PARA LA CULTURA – MEC

MEC

El Vaticano reclama a los gobiernos que aseguren el acceso de los empleados del mar a servicios en tierra

El Vaticano ha reclamado a los gobiernos y las autoridades marítimas competentes que aseguren el acceso de los empleados del mar, que pasan meses a bordo de buques, a las instalaciones y servicios en tierra. Casi 1,2 millones de marineros provenientes de todo el mundo, la mayoría de países en vías de desarrollo, trabajan a bordo de los 50.000 buques mercantes que surcan los mares con casi el 90% de mercancías que se transportan.
“Nos gustaría hacer un llamamiento a los gobiernos y autoridades marítimas competentes para reforzar la aplicación del Convenio de la Organización Internacional del Trabajo sobre el Trabajo Marítimo especialmente la regla 4.4, cuyo propósito es ‘asegurar que la gente de mar empleada a bordo de buques tenga acceso a instalaciones y servicios en tierra que protejan su salud y su bienestar'”, subraya.

Así lo indican el presidente y el secretario del Consejo Pontificio de la Pastoral para los Emigrantes e Itinerantes del Vaticano, el cardenal Antonio Maria Vegliò y monseñor Joseph Kalathiparambil, respectivamente, en un mensaje con motivo de la celebración del Domingo del mar, el próximo 10 de julio.

Los responsables de la Santa Sede recuerdan a los ciudadanos la importancia que tiene el trabajo de los empleados del mar y cómo la vida diaria depende de ellos. “Sentados cómodamente en el sofá de nuestra casa, nos es difícil comprender hasta qué punto nuestra vida cotidiana depende de la industria marítima y del mar”, indican, al tiempo que enumeran algunos productos transportados en barco como muebles, vestidos, comida o petróleo.

DISFRUTAR DE LOS CRUCEROS

También recuerdan a los trabajadores de los cruceros en los que los pasajeros “disfrutan y se relajan”. “No nos damos cuenta de los miles de marineros que están trabajando para que todo salga bien y asegurarnos unas cómodas vacaciones”, añaden.

Además, apuntan que en la reciente situación de emergencia humanitaria en el mar Mediterráneo, algunas tripulaciones de barcos mercantes han estado “en primera línea” para intervenir y socorrer a miles de personas que intentaban llegar a Europa a bordo de embarcaciones inflables abarrotadas de gente y no aptas para navegar.

Asimismo, advierten de los riesgos a los que se enfrentan los empleados del mar, como la bravura del océano o los piratas. “Su integridad física está amenazada porque no sólo les afectan los peligros de las fuerzas de la naturaleza sino también la piratería y los atracos a mano armada. El hecho de pasar de un país a otro, de cambiar y tener que adaptarse constantemente a nuevas situaciones sigue representando una amenaza importante para la seguridad de la tripulación”, expresan.

A todo esto, según precisan, se suma la “amenaza” a su bienestar psicológico que se produce cuando “después de días y semanas en el mar se les niega el derecho a bajar a tierra firme y de abandonar el barco”.

PADRES MARINOS LEJOS DE SUS HIJOS

Los responsables del Vaticano también muestran su preocupación por las familias de estos marineros, concretamente de sus hijos, que “crecen sin una figura paterna al lado” de forma que “todas las responsabilidades familiares caen sobre los hombros de la madre”.

También reclaman que se respeten sus derechos, que no sean “explotados con largas jornadas laborales” y que sus nóminas no tarden meses en llegar. Además, advierten de la “criminalización” de los marineros debido a que “en los últimos años, un cierto número de actividades marinas, que antes eran consideradas legales, han sido criminalizadas por culpa de algunos incidentes como naufragios o contaminación”.

Finalmente, hacen un llamamiento a los obispos, especialmente a aquellos de las diócesis marítimas para apoyar al Apostolado del Mar, la organización de la Iglesia católica para la atención a los marinos y sus familias.

Fuente: http://www.telecinco.es/

Deja un comentario

EL PROYECTO DESDE EL MUELLE

VER +

DESCARGUE EL LIBRO:

DESDE EL MUELLE MANTARAS. MEMORIAS DE UN TRABAJADOR DEL MAR.

VER +